Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Jueves, 18 de septiembre de 2014 | 00:00 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 25 enero 2010
Basta de caretas en el tema de la Semana de Oración por la Unidad

 Que me perdonen los que se dedican al ecumenismo cuya labor admiro, léase delegados  diocesanos de ecumenismo, comunidades y grupos ecuménicos tipo Misioneras de la Unidad, Focolari y Taizé, y todos aquellos que de alguna manera tienen un corazón para aquello del “Ut unum sint” a lo que nos exhortaba Juan Pablo II allá por 1995, pero es que no entiendo casi nada de lo que se hace en el tema de ecumenismo.

Salvando lo que hacen algunos grupos contados con el dedo de la mano, la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, dejar el templo a unos hermanos ortodoxos y algún que otro congreso interesante, parecen concentrar todo el esfuerzo ecuménico que de parte de los católicos se prodiga al ecumenismo en nuestra iglesia actual.

Y no es que esté mal todo esto, simplemente es que a mí me sabe a muy poco.

No me quejo de lo doctrinal, a nivel magisterio se han prodigado documentos muy valiosos a partir de la Reunitatis redintegratio del Concilio Vaticano II y se han dado pasos muy interesantes como la Declaración conjunta sobre la doctrina de la justificación con la federación de luterana mundial.

Me quejo de la falta de amor y voluntad de comprensión que, por lo general, se respira en nuestra Iglesia que es católica de boquilla cuando se trata de estos temas.

 

 Para mi gusto falta un entendimiento de la teología explicada en el Magisterio, por lo que muy fácilmente se cae en la condena a hermanos que sin culpa alguna son hijos de su tradición y tienen el Espíritu Santo por el único bautismo del que todos participamos.

Por si esto fuera poco, muchas veces me parece que todo el potencial ecuménico que tiene una iglesia como la nuestra, que se llama católica y por ende universal, se ve frustrado por el acomodamiento que supone relegar el ecumenismo a los actos de la Semana de Oración por la Unidad y poco más.

Para muestra un botón, recuerdo una ocasión en la que estaba en una reunión de trabajo con un pastor evangélico, el cual a su vez había quedado para preparar la semana de oración por la unidad con el delegado de ecumenismo de una diócesis que no nombraré, por lo que me incluyeron  en su reunión.

Me llamó la atención cómo los dos se pasaron una hora discutiendo los pormenores de la oración que se haría en la semana, sin que el delegado de ecumenismo expresara el más mínimo interés en el trabajo que hacíamos juntos un protestante y un católico unidos por la misión de evangelizar.

Que me perdonen este juicio: me llamó la atención muy poderosamente el “afanamiento” que suponía preparar la semana de oración, sin darse cuenta de que aquello por lo que se supone que se trabaja en la delegación de ecumenismo se estaba dando a nivel práctico en aquel pastor y en mi, y al delegado de ecumenismo no le llamó ni lo más mínimo la atención.


 Pero esto no es todo, y conste que creo que los delegados de ecumenismo suelen ser de las pocas personas que están abiertas a otras iglesias en las diócesis, y su actitud es por lo general positiva si se les presenta alguna iniciativa interesante.

El mayor problema para mí es esa especie de careta que nos ponemos para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Una semana al año se nos recuerda el asunto en la liturgia de la Misa, se ora por la unidad y se hacen actos en iglesias de todo tipo.  

Pero luego llega la hora de la verdad, la de aceptar al hermano tal cual es, la de no poner a Dios Padre en el aprieto de elegir a sus hijos, y durante el resto del año se puede sentir esa falta de aceptación radical que se destila de comentarios y diatribas de los católicos contra los cristianos de otras confesiones.

Basta poner un comentario en este blog sobre lo que hacen los anglicanos, o tal o cual protestante, y a uno le ponen de chupa de dómine, atizándole con  la catolicidad de la Iglesia Católica por mandoble.

El argumento de base que circula en boca de muchos es: “Si fueran tan santos y estuvieran haciendo la obra de Dios, se habrían convertido en católicos, luego lo que hacen no puede venir de Dios”.

Siento decir que se equivocan todos los que piensan así, y no precisamente porque yo pretenda que se confundan las denominaciones y un trágala del todo vale con tal de ver reunificadas a las iglesias hermanas.


El error es que no aceptamos de corazón situaciones y diferencias históricas y doctrinales, que son las que son, pero que no impiden a Dios actuar en los cristianos de diferentes confesiones, y no sabemos reconocer la providencia del Padre en ellos.

El  Catecismo de la Iglesia Católica, citando al Concilio Vaticano II, lo resume así:

818 Los que nacen hoy en las comunidades surgidas de tales rupturas "y son instruidos en la fe de Cristo, no pueden ser acusados del pecado de la separación y la Iglesia católica los abraza con respeto y amor fraternos... justificados por la fe en el bautismo, se han incorporado a Cristo; por tanto, con todo derecho se honran con el nombre de cristianos y son reconocidos con razón por los hijos de la Iglesia católica como hermanos en el Señor"

 Esto texto demuestra que en el fondo los desobedientes al Magisterio de la Iglesia somos nosotros cuando los “acusamos del pecado de la separación” juzgándolos en nuestro corazón.

En palabras de Raniero Cantalamessa: «Cuando los cristianos nos peleamos, le decimos a Dios: “Escoge entre nosotros o ellos”. Pero el Padre ama a todos sus hijos. Deberíamos, más bien, decir: “Aceptamos como nuestros hermanos a todos los que recibes como tus hijos”».

En un mundo cada vez más globalizado, en el que la secularización hace estragos y la guerra planteada contra la iglesia es tan generalizada, no podemos permitirnos el lujo de no ser ecuménicos más que una semana al año.

El enemigo sabe muy bien aquello de divide y vencerás, pero nuestro Señor y Maestro nos dijo que cuando dos o tres se reunían en su nombre, Él estaría en medio de ellos. Lo mismo a la hora de pedir, basta con que dos cristianos se pongan de acuerdo para pedir al Padre en su nombre. (Mt 18,19-20)

Yo soy el primero que tengo que examinarme y pedir perdón por las veces que me pongo la careta de ecuménico,  y no acepto de corazón a los hermanos de otras iglesias. Los que trabajamos con cristianos de diferentes confesiones, sabemos que la tentación de ponerse la careta está siempre allí, y hemos de sobrellevar incomprensiones, suspicacias y malentendidos que se suscitan en nuestro propio corazón y en el de los hermanos.

Que cada cual se examine también, pues en esto no debemos dejar resquicio al enemigo pues creo que hay una bendición de Dios muy especial para quienes trabajan por la paz entre los hermanos.

 A fin de cuentas, la bendición no es otra que lo que pidió Jesucristo en la oración sacerdotal:

No ruego sólo por éstos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en mí,  para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.” (Juan 17,20-21)

Y mientras ser uno no sea nuestra prioridad, de verdad que no entiendo nuestro ecumenismo, ni cómo pretendemos que la gente se convierta volviendo a llenar las iglesias mientras tengamos la osadía de juzgar a nuestros hermanos, por muchas semanas de la oración por la unidad que hagamos.  

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 22
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


sabrisky
26/01/2010
diferencias...
Pienso que con las divisiones entre los cristianos Jesus esta viviendo una nueva pasion, vaya que nos hemos encargado los cristianos de romper y desgarrar el cuerpo de Cristo. Pienso que aunque hay diferencias doctrinales entre unos y otros lo esencial que es la fe en el Dios verdadero es comun a todo cristiano y ahi es donde deberia radicar nuestra fuerza, nuestra predicacion. Ojala y esto nos recordar el deseo de Jesus de ´´que seamos uno´´ como su Padre y El son uno.
tote
25/01/2010
protestantes hay muchos.
es verdad que como dicen algunos comentarios, hay protestantes que anatemizan a los católicos, pero hay muchos otros muchos que no lo hacen, que oran y trabajan porque la iglesia catolica crezca, y sorprende ver el corazon de amor por otros cristianos que muchos tienen. es una realidad compleja, y muy debatible. lo que echo en falta son comentarios hechos desde el conocimiento y no el prejuicio. a todos los que no han tratado protestantes, les recomiendo hacerlo, a los protestantes que no han tratado catolicos, lo mismo. asi, mirando a las personas, las barreras decaen
tote barrera
25/01/2010
para giuseppe.
estimado Giuseppe, solo comentarte que estoy en Roma donde esta tarde el Papa acudirá ala oración de la semana por la unidad junto con representantes de iglesias hermanas. Si el Papa lo hace es que es relevante, y tanto en España como en Italia hay muchos cristianos de otras confesiones. Aunque hubiera solo uno, ya sería un deber la unidad con ellos, pero el caso es que cualquiera que conozca la realidad protestatnte y ortodoxa, sabe que hay muchos. En Barcelona no sólo se da lo que cuenta Jose Angel, hay una iglesia catolica donde los ortodoxos celebran, como en madrid...el caso es que de la situacion de latinoamerica, y otros paises anglosajones se puede hablar mucho, pero el principio no cambia, ut unum sint.
Un ecumenista frustrado.
25/01/2010
Variedad aceptable.
Ser verdadero cristiano es difícil, y la actitud de muchas iglesias cristianas no católicas, revelan como ese cristianismo está también trufado de prejuicios y poca caridad, y tanto o más que el catolicismo, tan criticado por ellos. El ejemplo de los davidianos no es único.
El mandamiento magno de Jesús (el amor, por si alguien no lo sabe), se ignora en esas actitudes de los que han coreado y magnificado, las insolencias de una chica que sabía que eso rentaba para su carrera artística.
Lamento que la acción de pastores de las denominaciones extranjeras, no siempre han ido en dirección a una posición de caridad cristiana, sino en (honrosísimas excepciones) a una acción contra el catolicismo y un azuzar a los prosélitos contra esta Iglesia. Hemos de señalar, que ha habido y hay. Pablo, habla de ´´iglesias´´.
Sacar continuamente, venga o no venga a cuento, las caídas del catolicismo en otras épocas (semejantes a las de las demás iglesias y a los demás hombres y colectivos), no es lo más edificante que digamos. Es más elegante y persuasivo, cantar las virtudes del Evangelio y su poder liberador que insistir en la descalificación del catolicismo como fe.
Ellos y sus países, eran civilizados. ¿Cómo no? Los naturales españoles, (indígenas), eran rústicos y de malas costumbres. Tomar el té o cualquier otra costumbre muy adecuada en su país, era casi impuesta por ellos, mientras los usos españoles eran motivo de vituperio o risión.
José Ángel Antonio
25/01/2010
Sí hay protestantes en España... y ortodoxos, más que nunca.
Giuseppe, ¿cómo que aquí no hay protestantes? Yo vivía en un barrio de L´Hospitalet que en menos de 5 años vio aparecer 5 iglesias protestantes nuevas (sin conta a los Testigos de Jehová, que eran de antes), un barrio donde el 33 de la población era extranjera. Organizaban conciertos de evangelización en la calle y repartían folletos (lo que me parece muy lícito). ¿Qué hacer? ¿Ignorarlo? ¿Quedar con ellos para defender la vida y la familia? ¿Evangelizar nosotros por la calle? (que es lo que hicimos, aunque poco). ¿Anatemizarlos? ¿Preparar a nuestros católicos con más apologética?
giusseppe
25/01/2010
Donde estan los protestantes.
Que opinas del ecumenismo en America del Sur, donde prolifera el protestantismo.

No entiendo esta preocupacion ecumenica aqui en España o por ejemplo en italia. En Inglaterra, EEUU, o europa de este donde conviven otras confesiones me parece necesario y certero esta opinion pero aqui. Me parece querer importar algo que nos ha gustado mucho en Inglaterra, sea como sea, pero aqui no hay protestantes Tote, entonces que nos los inventamos o nos hacemos protestantes para que el invento funcione.
ayante
25/01/2010
La Iglesia Católica es la fundada por Cristo..
Yo, tras años de alejamiento e indiferencia, volví a la Iglesia Católica sólo porque llegué a la conclusión que ella era la que tenía la Verdad. Ella era la iglesia fundada por Cristo, la que, incluso materialmente, estaba en posesión de la autoridad divina que Cristo depositó sobre Pedro, y que desde el principio, de distintos modos, siguieron sus sucesores. No me interesaba nada más. Yo quería estar en la verdadera Iglesia de Cristo.
Por eso mi interés por el ecumenismo es más bien limitado. Si ha habido cristianos a lo largo de la historia que se han salido de la línea recta (en la fe y doctrina) que viene desde San Pedro hasta Benedicto XVI, lo que tienen que hacer es volver. Negociar sobre lo negociable, pero no sobre lo fundamental, salvo para aclarar malentendidos sobre la verdadera doctrina tradicional de la Iglesia, como lo que pasó con Lutero y la gracia.
Jose Angel Antonio
25/01/2010
Ecumenismo para los que saben, y CIC 818 para todos.
OK, Jose, me parece muy bueno que te dediques a tu familia y tu parroquia. Como tu mismo propones (y yo tambien) del ecumenismo deben ocuparse los que saben de ello, como Tote. (Tu unica y mala experiencia con Taize, es tu unica incursion en el tema: vamos a dejarselo a los que saben, y formemos a quienes tengan ese llamado). Eso si, si damos catequesis, demos tambien el punto 818 del Catecismo que Tote citaba.
José
24/01/2010
José Angel Antonio. Yo no tengo listas.
No tengo listas de la Congración (tú sabes muy bien que no las hay). Es mi opinión: y me siento muy incómodo entre gentes que comulgan con bollicao y organizan carnavales en las Iglesias. Yo leo la Biblia, pero acepto el Magisterio de la Iglesia Católica porque sé que MI interpretación puede ser errónea, como mis opiniones. Por lo demás, Pío XI se refería a los saraos eucuménicos que ya se empezaban a organizar. Como estudiante, yo tuve varios compañeros que fueron a Taizé y volvieron cambiados (perdieron la virginidad). Es lo único que sé de ese tema y es muy desagradable generalizar: seguro que hay gente que se convierte. Yo prefiero mantenerme al margen de estos temas. Los católicos que trabajamos en nuestras parroquias día a día y no estamos encuadrados en estos grandes movimientos postconciliares merecemos un respeto. Eso es todo: quien quiera utilizar todas sus energías y el dinero de la Iglesia en viajar a encuentros , congresos y jornadas con luteranos, presbiterianos o baptistas, está en su derecho. Los que nos ocupamos de nuestras familias y nuestras parroquias; colaboramos con la catequesis, con Cáritas diocesana, etc, también. Un saludo.
José Ángel Antonio
24/01/2010
Jose, ¿quienes son esos protestantizantes.
José, ¿cuáles son esos movimientos protestantizantes en la Iglesia y como sabes que son protestantizantes? Hay gente que llama protestantizante a cualquier católico que le gusta leer la Biblia o cantar canciones religiosas modernas. ¿Tienes alguna lista de protestantizantes de Doctrina de la Fe -quizá la lista está en la web del Vaticano-, o son opiniones tuyas? La cita de Pío XI que pones está muy bien, y la comparto, pero tendríamos que ver exactamente a qué se refería.
enric
24/01/2010
Perdón y comprensión. Paz y amor. Alegría y gozo..
Todos somos hijos de Dios, aunque hayamos nacido en diferentes lugares con costumbres y convicciones diferentes. Pero con nuestro esfuerzo y voluntad debemos de evolucionar, nuestra conciencia, siguiendo el ejemplo de Jesús para al igual que Él demostrar en la tierra que somos Verdaderos Hijos de Dios.

Dios es la Unidad la única Realidad. Todos buscamos, independientemente de la religión, esa verdad. Las teorías pueden ser diferentes, pero la sinceridad, la nobleza y el esfuerzo son valorables por todas las religiones.

Tenemos pues, mucho en común todos buscamos a Dios y estamos unidos en Él.

El perdón funde el ´´hielo´´. La comprensión evapora el ´´agua´´ y desaparece el rencor. La paz reina en nuestros corazones, al igual que en el corazón de Jesús. Entonces brota espontáneamente el amor con todos nuestros hermanos que también son hijos de Dios. Y así evolucionamos nosotros y ayudamos a evolucionar a los demás y entonces es cuando sentimos alegría y gozo en nuestro interior pues vamos camino de ser Verdaderos Hijos de Dios.

Ánimo y un abrazo.
Miserere mei Domine
24/01/2010
Ser hermanos.
Hola :)

Desde el punto de vista doctrinal (correcta forma de entender la revelación de Dios) el trabajo es complicado y necesitará de mucho esfuerzos para ir quemando etapas.

Pero más allá del sustrato doctrinal ... a lo que nos pide la Iglesia es orar al Padre para que seamos capaces de reconocernos como hermanos, todos los cristianos... incluso dentro de la propia Iglesia Católica hay tremendas grietas que nos separan por la diversidad de formas que tenemos de entender el acceso a Dios. La caridad es imprescindible para podernos llamar cristianos... y ahí si podemos trabajar para la sentirnos Iglesia única de Cristo.

Saludos :)
Jos233; 193;ngel Antonio
24/01/2010
Ecumenismo se demuestra andando.
Alvaro, los ortodoxos y su teologia del icono te merecen desprecio?

Los protestantes no tienen nada, absolutamente nada, en todas sus doctrinas -despues de tantos siglos y variantes- que no te inspire desprecio? Tan bien las conoces todas?

Tote tiene razon: el ecumenismo no es una oracion anual con algun evangelico o el capellan rumano. Los que hacen cosas juntas, terminan reconociendose como hermanos y, con tiempo, animandose a vivir juntos, como familia unida que deben ser. Y las cosas que los cristianos deben hacer juntos son la evangelizacion (kerygma al menos) y la justicia social. Gente como Peter Kreeft, Dwight Longenecker, el difunto padre Neuhaus, etc... (todos conversos) marcan el camino.
José
24/01/2010
Sin careta.
Decía Pío XI acerca de estos ´saraos´ que se montan con fines que un católico normal no alcanza a entender: ´Tales tentativas (llamadas ´eucumenismo´) no pueden, de ninguna manera, obtener la aprobación de los católicos, puesto que están fundadas en la falsa opinión de los que piensan que todas las religiones son, con poca diferencia, buenas y laudables pues, aunque de distinto modo, todas nos demuestran y significan igualmente el ingénito y nativo sentimiento con que somos llevados hacia Dios y reconocemos obedientemente su imperio. Cuantos sustentan esta opinión, no sólo yerran y se engañan, sino también rechazan la verdadera religión, adulterando su concepto esencial, y poco a poco vienen a parar al naturalismo y ateísmo; de donde claramente se sigue que, cuantos se adhieren a tales opiniones y tentativas, se apartan totalmente de la religión revelada por Dios.
Yo, sin careta, amo y aprecio mucho a personas ateas; agnósticas o metodistas. Pero, sin careta, no tengo ningún interés en asumir ninguna de estas propuestas sincretistas que los movimientos protestaizantes de la Iglesia Católica quieres imponernos.LAUS DEO
Álvaro
23/01/2010
No al sincretismo.
Yo a los ´´hermanos´´ de ´´las otras iglesias´´ (Iglesia no hay más que una) los respeto profundamente en cuanto que personas; pero a nivel teológico no me merecen otra cosa que desprecio.
Ronald
23/01/2010
Herejías.
¿iglesias hermanas? ¿Cuántas iglesias fundó Jesucristo? ¿Acaso era polígamo?
Missymml
23/01/2010
Es verdad.
Estoy bastante de acuerdo contigo, Tote, sobre todo en el diagnóstico de que en este país el ecumenismo importa más bien poco. Creo que en gran parte se debe al caracter de mayoría total (al menos nominal) del catolicismo en nuestro país. Debe de ser que nos da la sensación de que el ecumenismo es un favor que hacemos a nuestros hermanos separados. En otros países, Alemania por ejemplo, el hecho de estar más repartidos hace que se vea más la necesidad de convivir y hacer cosas juntos.
Creo que a los prejuicios y superioridad se suma el rechazo a una concepción errónea del ecumenismo, desde el relativismo. Y en vez de hacer pedagogía, explicar en qué consiste el verdadero ecumenismo y qué objetivos persigue, se ignora el tema.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jose Alberto Barrera Marchessi
José Alberto Barrera es un abogado de profesión, DEA en Ciencias Políticas y padre de familia dedicado en exclusiva como laico liberado a la evangelización como Coordinador Nacional de los Cursos Alpha en España. Ha colaborado con Radio Maria creando y dirigiendo “Hay Mucha Gente Buena”, y “Curso ven”. Desde su conversión a los 17 años peregrinando a Javier, ha formado parte de Congregaciones Marianas, la parroquia Santa Maria de Caná y la Renovación Carismática. Como experto práctico en Nueva Evangelización y Ecumenismo interviene con asiduidad en foros, conferencias y eventos eclesiales nacionales e internacionales. Es capaz de hablar en cinco idiomas con Dios y nos ofrece sus reflexiones sobre una «Iglesia provocativa».

Jose Alberto Barrera Marchessi , blogToteRel@hotmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Una iglesia provocativa, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
ENERO 2011

Una misa para niños diferente

La apasionante situación de la iglesia española

¿Se puede hacer milagros sin ser santo?

Obispos cuarentones: renovarse o morir

¿Cuál es la mayor necesidad de la Iglesia?

¿Se puede fumar mientras se reza?

La polémica protestante sobre el bautismo de infantes

Los controvertidos frutos de Medjugorje

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2014 (2 artículos)

AGOSTO 2014 (2 artículos)

JUNIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (3 artículos)

ABRIL 2014 (3 artículos)

MARZO 2014 (1 artículos)

FEBRERO 2014 (1 artículos)

ENERO 2014 (1 artículos)

DICIEMBRE 2013 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (2 artículos)

OCTUBRE 2013 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (4 artículos)

JUNIO 2013 (2 artículos)

MAYO 2013 (1 artículos)

ABRIL 2013 (4 artículos)

MARZO 2013 (4 artículos)

FEBRERO 2013 (5 artículos)

ENERO 2013 (4 artículos)

DICIEMBRE 2012 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (3 artículos)

OCTUBRE 2012 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (3 artículos)

AGOSTO 2012 (3 artículos)

JULIO 2012 (2 artículos)

JUNIO 2012 (4 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (4 artículos)

MARZO 2012 (5 artículos)

FEBRERO 2012 (5 artículos)

ENERO 2012 (4 artículos)

DICIEMBRE 2011 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (5 artículos)

OCTUBRE 2011 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (5 artículos)

AGOSTO 2011 (2 artículos)

JULIO 2011 (5 artículos)

JUNIO 2011 (4 artículos)

MAYO 2011 (5 artículos)

ABRIL 2011 (5 artículos)

MARZO 2011 (6 artículos)

FEBRERO 2011 (5 artículos)

ENERO 2011 (8 artículos)

DICIEMBRE 2010 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (7 artículos)

OCTUBRE 2010 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (5 artículos)

AGOSTO 2010 (2 artículos)

JULIO 2010 (7 artículos)

JUNIO 2010 (4 artículos)

MAYO 2010 (7 artículos)

ABRIL 2010 (5 artículos)

MARZO 2010 (6 artículos)

FEBRERO 2010 (9 artículos)

ENERO 2010 (7 artículos)

DICIEMBRE 2009 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (8 artículos)

OCTUBRE 2009 (8 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (10 artículos)

AGOSTO 2009 (4 artículos)

JULIO 2009 (6 artículos)

JUNIO 2009 (6 artículos)

MAYO 2009 (4 artículos)

Lo más leído
1 «Pero, ¿a quién me has traído? Éste es un santo», dijo la doctora: está en proceso de beatificación
2 De la Evangelii Gaudium y la unidad de España
3 Personalidades católicas critican al PP por no atreverse a avanzar en la reforma del aborto
4 Antes que pelear o tolerar, hay que dialogar.
5 El Estado Islámico confisca todas las propiedades de los cristianos y chiítas
6 60 consejos para crear una familia cristiana
7 Una categoria absoluta
8 Sobre la independencia de Escocia: ¿el divorcio sólo es malo cuando tiene consecuencias políticas?
9 Una denuncia valiente
10 Hace 75 años la Alemania neopagana y la URSS atea se repartían la católica Polonia y se hacían fotos