Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

«Garabandal»: cuando la Verdad brilla en el cine

La Columna del #CoronelPakez

13 febrero 2018

No se pierdan "Garabandal", la película.
 
Es la más auténtica de la historia del cine. Es el retrato de una mentira, de una serie de mentiras, que deja al descubierto destellos de la Presencia amorosa de la Verdad.

Veamos. Empieza la película con el intento solemne de rubricar una gran mentira: que la vidente firme que no ha visto lo que dice haber visto. Nos damos cuenta desde la primera escena de que los actores no son profesionales: son tan de mentira como las máscaras del viejo teatro griego. 

Y, sin embargo, no pueden ocultar en su bienintencionada interpretación el respeto y la veneración. Los actores no actúan, evidentemente. Los actores rezan en "Garabandal". Su falta de profesionalidad artística desvela un interior personal en todos y cada uno de ellos que parece transformado por el acontecimiento que recrean para la pantalla. "Garabandal" es, en su inocencia y pobreza de medios, una oración que se eleva al Cielo como los ojos de Conchita y las niñas que la acompañan. El brigada de la Guardia Civil actúa mal, pero la persona que lo encarna nos conmueve. Es mentira que el profesor Paredes sea el obispo, pero es verdad que no puede demostrar otra cosa que el dolor que le inspira tener que negar en la película todo aquello en lo que cree en la realidad. El gesto de Paredes es doloroso en la misma medida en que es falsa su representación: por eso "Garabandal", la película, es un triunfo de la Verdad sobre el mar de mentiras que rodeó a Garabandal, el acontecimiento, y sobre la inocente mentira de la película en sí misma.

Nunca tanta mentira ha ofrecido tanta verdad. Y con tanto brillo.

Si Paredes es más él, más dramáticamente él que el obispo que representa, el psiquiatra cínico miente con diabólica facilidad, miente y se ve que miente, miente con tantas ganas que pone rostro a la mentira. Es un contrapunto de "metamentira" cinematográfica: mintió en realidad, miente el personaje, miente tan mal que es creíble.

Y la película, por fin, por el respeto de los actores y por la delicadeza de la cámara, por el pudor y la admiración, la ingenuidad con que está rodada, nos lleva a ver la luz, clara, tamizada de ternura, en planos tan típicos, tan obvios que solo una oración puede convertir en magistrales: en "Garabandal", la película, parece que todos, del primero al último, han estado rezando antes, durante y después del rodaje.

Tal es el espíritu de la película más auténtica de toda la historia del cine. "Garabandal" no engaña. Garabandal es verdad.

Post Scriptum: disculpen ustedes si no he sabido expresar lo que sentí al verla. Hay algo de inefable, de experiencia mística en esta película tan sobria. Véanla, por favor. Y recen con y en ella.
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
2 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Sancho
14/02/2018
Apariciones hubo, pero ¿marianas o demoniacas?.
La vidente Conchita dijo que la Virgen le había dicho que después de Juan XXIII sólo quedaban tres papas, y después el fin de los tiempos (que no el fin del mundo); más adelante precisó que eran cuatro, pero que la Virgen no contaba uno de ellos (¿Juan Pablo I?). Por lo tanto, Benedicto XVI habría sido el último.

También dijo que la Virgen le había dicho que un ciego norteamericano, llamado Joey Lomangino, recibiría ojos nuevos el día del Gran Milagro, pero ese ciego ya ha muerto.
Soledad Martin
13/02/2018
Garabandal.
D. Francisco, después de leer su comentario, le queda a uno un cierto sabor agri-dulce. Ni siquiera la Iglesia se ha atrevido a hacer la afirmación que usted hace de forma tan categórica. Personajes de gran prestigio y sin interés personal en este asunto, han declarado públicamente que creen en la autenticidad de estas apariciones entre los que se encuentran el p. Pio, lla madre Teresa de Calcuta, el padre Jorge Loring y alguno que otro más y está documentado.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Francisco Segarra
Francisco Segarra es director del digital geopolítico www.institutodeestrategia.com, publicitario y escritor. Por un milagro de la Gracia de Dios, después de 40 años de excesos, ya no fuma ni bebe. En Twitter es @ElCoronelPakez y en la vida real un alegre melancólico crónico. Con el monje Altisent cree firmemente que lo que pasa es lo que toca y Dios lo quiere. Su lema, OMNIA IN BONUM.

Francisco Segarra, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog La Columna del #CoronelPakez, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
FEBRERO 2018

Quejarse y morir un poco

Una disculpa pública a Jordi Graupera y por qué dejo Twitter

«Garabandal»: cuando la Verdad brilla en el cine

La sencillez
ENERO 2018

Dios en el infierno

Alabar a Dios en un atasco

Viudos vivos y vidas viudas

Ver posts de otros meses

DICIEMBRE 2017 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (1 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (3 artículos)

MARZO 2017 (3 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

ENERO 2017 (1 artículos)

DICIEMBRE 2016 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (2 artículos)

JULIO 2016 (3 artículos)

JUNIO 2016 (3 artículos)

MAYO 2016 (3 artículos)

ABRIL 2016 (3 artículos)

MARZO 2016 (5 artículos)

FEBRERO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (3 artículos)

MAYO 2015 (3 artículos)

ABRIL 2015 (3 artículos)

MARZO 2015 (3 artículos)

FEBRERO 2015 (2 artículos)

ENERO 2015 (3 artículos)

DICIEMBRE 2014 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (4 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (3 artículos)

AGOSTO 2014 (2 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (3 artículos)

MAYO 2014 (3 artículos)

ABRIL 2014 (4 artículos)

MARZO 2014 (4 artículos)

FEBRERO 2014 (10 artículos)

ENERO 2014 (2 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS