Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Contra las homilías aburridas: Vaticano publica manual

Análisis y actualidad

27 enero 2015

Corrían los primeros días del mes de octubre de 2008 cuando el tema fue tocado en el sínodo de los obispos que por entonces abordaba el tema de la Palabra de Dios: «a pesar de la renovación de que fue objeto la homilía en el Concilio, sentimos aún la insatisfacción de numerosos fieles con respecto al ministerio de la predicación», decía el relator general y entonces arzobispo de Quebec, cardenal Marc Ouellet (hoy en día prefecto de la Congregación para los Obispos). Y añadía: «Esta insatisfacción explica en parte la salida de muchos católicos hacia otros grupos religiosos».

La afirmación final no era un decir cualquiera: un análisis del Centro para la Investigación Aplicada en el Apostolado (CARA, por sus siglas en inglés), de la Universidad de Georgetown, reveló que el 63% de las personas que van a misa toman en cuenta la calidad de las homilías para decidir a dónde ir a la celebración eucarística. Para ese elevado porcentaje de personas la calidad de la homilía es más importante que la música e incluso que el sentido de comunidad experimentado.

Fue también en el sínodo de 2008 que el arzobispo de Camberra, Australia, Mons. Mark Bendect Coleridge, propuso la preparación de un Directorio General Homilético análogo al que existe para la catequesis.

No fue el único obispo en poner el dedo en la llaga: voces como las del Cardenal Barbarin (Lyon, Francia), Mons. Raymond Saint-Gelais (Nicolet, Canadá), Mons. Ricardo Blázquez (Valladolid, España), mons. Gerald Frederick Kicanas (Tucson, USA), iban en la misma línea.

El 2014 cerró en el Vaticano con el anuncio de la inminente aparición del esperado documento: el Directorio Homilético preparado por la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos. Se trata de un texto que ofrece respuesta a preguntas como dónde encontrar contenidos, cómo articular la homilía y tantas otras cuestiones vinculadas a la predicación.

El Directorio consta de dos partes: en la primera se contextualiza la homilía en el ámbito que le es propio, el litúrgico; en la segunda, de cariz más práctico, se aboca al arte de la predicación homilética, propiamente dicha. Hay también dos apéndices en los que se muestra la relación entre homilía y doctrina de la Iglesia y se señalan referencia al Catecismo de la Iglesia Católica. En el segundo apéndice se ofrecen referencias a textos magisteriales que han tocado directa o indirectamente el mismo argumento.

Ya en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium el Papa Francisco ofreció una preciosa síntesis sobre la predicación. Remitimos a aquel texto recogido por nosotros de esta manera: «Los 39 consejos prácticos, ágiles, concretos y amenos del Papa Francisco para homilías transformadoras en el siglo XXI».
Si crees que la lectura de Religión en Libertad te ayuda… ayúdanos a seguir ayudándote
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
6 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

ostraspedrín
28/01/2015
Se me olvidaba. A María López..

Lleva usted toda la razón, existen parroquias en las ciudades donde el sacerdote ayudado por seglares de confianza organizan actividades que permiten forjar una gran amistad, pero reconozco que son las menos. Lo cierto es que las parroquias son una clasificación administrativa de la Iglesia y su función fundamental es administrar los Bienes del Cielo en la tierra, es decir, los Sacramentos.

Lo que usted parece necesitar es integrarse en un grupo o movimiento de católicos, vamos, usted y todos los católicos, pero se ha de respetar el libre albedrío.

D. Jorge, el bloguero y sacerdote de este post está en contacto con el Regnum Christi, además están neocatecumenales, focolares, Comunión y Liberación, carismáticos, Opus Dei y Gardendal ( este último exclusivamente para seglares) Además de muchos otros que no nombro porque no me acuerdo.

En todos y en cada uno de ellos encontrará lo que usted demanda. Suya es la elección.

Saludos cordiales.
ostraspedrín
28/01/2015
La homilía es importante si el sacerdote lleva a Dios por dentro.

Y consigue transmitirLe a los fieles.

A María, no se preocupe, la homilía no es Palabra de Dios y ni siquiera es obligatorio escucharla para cumplir con el Precepto de la Iglesia. Nuestros mayores bien que lo sabían, pues se salían a fumar mientras el sacerdote echaba el sermón.

Naturalmente hacer esto es una falta de respeto y consideración hacia el sacerdote, pero no se falta al Precepto.

Es importante la homilía en tanto el sacerdote ayude a comprender las lecturas que son Palabra de Dios y no se dedique a echar el sermón de S. José (el cura que quería hablar de que la gente no iba al confesionario y en la Festividad de S. José lo enlazó así: José era bueno y era un buen carpintero, carpintero, trabajador de la madera, madera, ese noble material del que está hecho el confesionario, confesionario que por cierto... y ya colocó lo que le interesaba decir.

Por supuesto que en las fechas especiales el cura puede y debe hablar de lo que se conmemor
Maria Lopez
27/01/2015
Ojalá los católicos tuviéramos comunidades.
Estoy de acuerdo en que una buena homilía es importante, pero si la gente se pasa a las iglesias protestantes no es por la homilía, sino porque echan en falta formar parte de una verdadera comunidad, no sé cómo será en los pueblos, pero en grandes ciudades como Madrid y alrededores las personas van a MIsa, se saludan unos cuantos a la entrada y se acabó formar parte de nada. Si estás enfermo te vienen a traer la Comunión una vez en semana pero nadie se preocupa de si necesitas algo ni se interesa por tí, salvo cuando te vuelven a ver en que te dicen que llevan mucho tiempo sin verte, si vas a Misa o dejas de ir no le importa ni al cura.
María
27/01/2015
Perdón por lo que digo.
Las primeras lecturas los salmos y el Evangelio son claros como el agua cristalina, es difícil no entenderlo, así como todas las oraciones de la misa, son los sacerdotes los que lo enredan todo y lo confunden todo, no sé si queriendo ser simpáticos, entretenidos o políticamente correctos, yo la verdad prefieron que no prediquen nada, si le cuento un secreto, si el lector es bueno, se me quedan grabadas las lecturas y los salmos que son preciosos, pero de la predicación nada o casi nada.
Cristina Blanco
27/01/2015
Lo que debería decir una homilía católica.
Totalmente de acuerdo con Salvador. Las homilías deben predicar el MAgisterio de la Iglesia. Da mucha pena cómo loos sacerdotes hoy, cuando leen el episodio de Sodoma y Gomorra, o el de la mujer Galilela adúltera en el pozo de Jacob, o el de la prostituta punto de ser apedreada, no hablan de la gravedad del pecado de sodomía, de adulterio o de fornicación, sino que se van a las otras lecturas. Esto, esto es lo que hay que transformar en las homilías... que el sacerdote tenga valor para serlo y decir la Verdad, y si por eso te persiguen o se van de tu Iglesia, una medalla más que te pondrá Cristo cuando vayas al Cielo. Basta ya de respetos humanos en las homilías.
Salvador Carrión Olmos
27/01/2015
La calidad de la homilía.
La calidad de la homilía no parece deba conectarse en exclusiva a la circunstancia de que sea ´´divertida´´. Si resulta amena, pues mejor desde luego, pero lo que no deberá ser nunca es ´´superficial´´. Deberá abordar, con precisión y profundidad, las lecturas que correspondan a la Eucaristía de la jornada de que se trate, en especial, claro está, el Evangelio, procurando extraer del mismo las conclusiones que procedan para la vida de los fieles, pero, insisto, y salvando todas las distancias, que son muchas, al igual que en la docencia universitaria, el rigor, la profundidad y (en este caso) la fidelidad al Magisterio de la Iglesia, parece deberán primar sobre otros caracteres como la amenidad, o una ´´claridad´´ mal entendida. Una buena homilía podrá ser, al tiempo, profunda y clara. Al igual que en un buen docente no deben estar ´´reñidas´´ profundidad y claridad. / JEM, LC: No veo que alguien esté diciendo algo contrario a esto... Un saludo.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge Enrique Mújica, LC
Jorge Enrique Mújica, LC, ha sido coordinador de la sección española de la oficina de prensa del Centro de Estudios Superiores, en Roma, donde también es profesor de estilo de ideas y retórica. Tiene estudios en lenguas clásicas y humanidades por el Centro de Humanidades de Salamanca, España; filosofía por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum; además de diplomados de especialización en teatro, por la Universidad de Guanajuato; de comunicación oral y escrita, por el Centro de Estudios Superiores. Actualmente cursa el máster en Iglesia, Ecumenismo y Religión, en la facultad de teología del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum. Ha sido parte del equipo de trabajo del director territorial (provincial) de los Legionarios de Cristo, en Monterrey, México; imparte pláticas sobre ética de las comunicaciones sociales, además de ser editor y jefe de redacción del semanario Análisis y Actualidad y colaborador del programa de radio “Escuela de la fe” de la red Radio Guadalupe, en Texas. Desde el segundo semestre de 2010 reside en la sede de la dirección general de los Legionarios de Cristo, en Roma, donde colabora como parte del equipo de trabajo de la secretaría general de la congregación. Periodista acreditado para ForumLibertas.com y blogger de ReligionenLibertad.com. Publica ordinariamente en diferentes medios de comunicación y es consultor en ética de las comunicaciones sociales en el conocido portal Catholic.net. Perfil de Twitter: http://twitter.com/mujicaje.

Jorge Enrique Mújica, LC, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Análisis y actualidad, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2017 (1 artículos)

JUNIO 2016 (2 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

FEBRERO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (2 artículos)

OCTUBRE 2015 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (5 artículos)

AGOSTO 2015 (4 artículos)

JULIO 2015 (3 artículos)

JUNIO 2015 (7 artículos)

MAYO 2015 (2 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (4 artículos)

FEBRERO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (9 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (11 artículos)

OCTUBRE 2014 (14 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (9 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (2 artículos)

JUNIO 2014 (7 artículos)

MAYO 2014 (12 artículos)

ABRIL 2014 (9 artículos)

MARZO 2014 (7 artículos)

FEBRERO 2014 (10 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (10 artículos)

OCTUBRE 2013 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (9 artículos)

AGOSTO 2013 (11 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (10 artículos)

MAYO 2013 (13 artículos)

ABRIL 2013 (13 artículos)

MARZO 2013 (11 artículos)

FEBRERO 2013 (17 artículos)

ENERO 2013 (10 artículos)

DICIEMBRE 2012 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (13 artículos)

OCTUBRE 2012 (14 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (17 artículos)

AGOSTO 2012 (15 artículos)

JULIO 2012 (7 artículos)

JUNIO 2012 (18 artículos)

MAYO 2012 (17 artículos)

ABRIL 2012 (15 artículos)

MARZO 2012 (13 artículos)

FEBRERO 2012 (17 artículos)

ENERO 2012 (19 artículos)

DICIEMBRE 2011 (19 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (16 artículos)

OCTUBRE 2011 (17 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (13 artículos)

AGOSTO 2011 (13 artículos)

JULIO 2011 (8 artículos)

JUNIO 2011 (13 artículos)

MAYO 2011 (11 artículos)

ABRIL 2011 (21 artículos)

MARZO 2011 (19 artículos)

FEBRERO 2011 (13 artículos)

ENERO 2011 (22 artículos)

DICIEMBRE 2010 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (17 artículos)

OCTUBRE 2010 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (14 artículos)

AGOSTO 2010 (11 artículos)

JULIO 2010 (9 artículos)

JUNIO 2010 (18 artículos)

MAYO 2010 (1 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS